Etiquetas

, , , , , , ,

PR07_NEWPAPER_081213_LAURAPEÑARRUBIA

Ficha técnica

Título: “Newpaper. Cómo la revolución digital transforma la prensa”

Autor: Albert Montagut

Nº de páginas: 418

Editorial: DEUSTO (Grupo Planeta)

Primera edición: noviembre de 2012

Palabras clave: Internet, online, periodistas, futuro

libro

Argumento

Albert Montagut nació en Barcelona en el año 1957. Estudió  Ciencias de la Información  en la Universidad  Autónoma de Barcelona y en esa misma ciudad comenzó su trabajo como periodista.  Empezó a trabajar en el diario Catalunya Express y después en periódicos  más importantes como El País, El Periódico de Catalunya, El Mundo de Catalunya y Adn.

Albert Montagut se considera un periodista “print” que vió cambiar su vida el día que entró por primera vez en internet, en el año 1995. Fue desde ese momento, cuando ha intentado compaginar print y online con el fin de hacer periodismo.

Con Newpaper. Cómo la revolución digital transforma la prensa pretende explicar el impacto que ha tenido esta revolución tecnológica en un colectivo de mujeres y hombres que intentaron mejorar el mundo desde las rotativas de sus diarios sin saber que un día tendrían que cambiar su mentalidad print para convertirse en seres online”. Además, Montagut considera este cambio como una “tremenda transformación empresarial, industrial y tecnológica”.

Los primeros diarios con web

“Internet me hizo sentir global desde el primer momento, me hizo sentir muy libre”. Albert Montagut

Una de las fases de la revolución digital que nos cuenta Montagut en su libro es la aparición de los periódicos en internet. Es cierto que El Periódico fue el primer diario español en estar en internet pero Avui fue el primero en tener una web. Gracias a este libro nos damos cuenta de lo raro y difícil que resultó para los periodistas print caminar por las webs. Albert nos muestra testimonios de grandes periodistas como Santinoli, uno de los precursores técnicos de internet en la prensa española o Luis Ángel Fernández Hermana, que nos cuentan el proceso de inserción al mundo online.

Otro gran testimonio es el del redactor jefe de infografía de El Mundo, Mario Tascón. Mario se hizo cargo del desarrollo del proyecto de elmundo.esy abrió la home de la web en octubre de 1995.  Tascón asegura que “la web era un juguete y un capricho moderno”.

Pese a las sorpresas tan positivas que daba la web, ésta seguía siendo marginal aunque resulta extraño dados los casos en lo que se podían comprobar las grandes posibilidades que ofrecía. Por ejemplo, cuando elmundo.es  ofreció por primera vez información en tiempo real de la jornada electoral en la que José María Aznar derrotó a Felipe González.  el período 1996-1998 fue muy intenso informativamente.

Lo que estaba claro en este momento era que se necesitaba gente joven y preparada, que entendiese el lenguaje online y que estuviera dispuesta a estar en todo momento atenta a las noticias y poder plasmarlas para los lectores en las webs de los diarios.  Aquí empezó la lucha print-online.

Una vez en internet, los diarios mantuvieron una batalla y competencia ideológica y comercial.  Esto ocurre por ejemplo en los casos de El Mundo y El País uno en contra del gobierno socialista y otro que lo defendía.  Esta situación provocó una profunda crisis en la prensa que alejó a miles de lectores de los diarios de papel acercándolos a sus ediciones online.

Experiencias en directo

Montagut nos describe minuciosamente su experiencia ante la situación vivida en el atentado del Grupo de Resistencia Antifascista Primero de Octubre (GRAPO) en la redacción de El Periódico de Catalunya.  También el atentado del comando Barcelona (ETA).  Montagut explica el modo en que los reporteros de los distintos diarios transmitían la información mediante las webs.  Pero sin duda, el hecho que cuenta que más me impresionó fueron los atentados del 11-S en el World Trade Center. El 11-S no sólo fue el verdadero comienzo del siglo XXI, fue un día que marcó un antes y un después tanto en el print y online como en nuestra civilización. “Las redacciones iban a tope, pero con una nula coordinación print-online”, asegura Montagut. Lo que está claro es que el 11-S dejaría una herida en la sociedad estadounidense y la vida norteamericana se transformó, como también lo hizo el periodismo. Pero sin duda en España, la sangrienta y dramática experiencia del 11-M fue la llegada de un nuevo mundo donde la comunicación ascendía de rol.

Lo que estaba claro en los años de inmersión al online era que las grandes empresas tenían miedo, pero que había que transformarse, ya que un periodista puede ser periodista tanto en el print como en el online, aunque se siga dando más prestigio al papel. Pero no hemos de equivocarnos en que lo que ocurre en el online no puede utilizarse en el print, eso es un gran error. “¿Cuál es el límite online?”, se pregunta Montagut, “No hay límite. Solo ha de actuar con la celeridad y el sentido común. Creo que la recompensa print era mucho más física, palpable, sensorial”.

Albert Montagut

El futuro

Se habla de una desaparición del papel, por la existencia del online. Hay que hacerse preguntas, saber por qué los lectores han dejado de comprar los diarios e intentar cambiar estructuras o adaptarlas a lo que los lectores quieren, hacerlos más atractivos. Hay que trabajar con rigor, sin prisa. Montagut califica los errores como una consecuencia de los despidos de periodistas y las prisas por trabajar en las dos plataformas.

Hay que volcarse en el trabajo presente y futuro. No dejar que muera el papel, ni que decaiga el futuro del online y trabajar para ello.

Cinco titulares

  • El online es una oportunidad para salvar el periodismo futuro.
  • Un periodista print tiene que manejar el mundo online.
  • Internet es la nueva herramienta para expresar opiniones, ya seas periodista o cualquier ciudadano.
  • La combinación print y online es la clave de un mejor periodismo.
  • Distinto formato no significa peor periodismo.
Anuncios