Etiquetas

, , , , , , , ,

PR08_GLASS_081213_ LAURAPEÑARRUBIA

En mayo de 1998 Stephen Glass, periodista de la revista norteamericana The New Republic, era despedido tras un largo proceso de investigación que demostró que su último artículo “Hack Heaven” era inventado.  Esta fue la consecuencia de la rápida caída de un periodista que con tan solo 25 años había conseguido  ser unos de los mejores periodistas políticos de los Estados Unidos.

Imagen

 

“Nuestro primer paso fue buscar Jukt Micronics en un montón de motores de búsqueda”, decía Adam Penenberg, redactor de la revista digital Forbes que apoyado por su superior Kambiz Foroohar iniciaron la búsqueda de la veracidad del artículo de Glass, pero descubrieron que la historia del hacker de 15 años era falsa.

“Mentiras, malditas mentiras y ficción” es el título que Penenberg le dio a su artículo publicado por la revista digital Forbes tras descubrir las suculentas farsas de la historia del redactor de la revista dirigida por Chuck Lane. En el artículo, Adam explica el engaño publicado por el joven redactor así como todos los entresijos de la historia.

Adam Penenberg se sumió en una absoluta búsqueda de la verdad, comparando fuentes, datos y todo tipo de acontecimientos que Glass describía, y cuenta como poco a poco la mentira fue saliendo a la luz.

“No sé nada acerca de una campaña de radio de servicio público y anuncio de hackers,” dijo a Forbes Bob Harmon, Oficial de Información Pública de la Oficina del Procurador General del Estado de Nevada.

“Siguiente en nuestra lista era el oficial del Centro de Investigaciones del Estado, supuestamente un proyecto policial conjunto en 18 estados, y el “Computer Security Center”, que supone un grupo de defensa . Ambas organizaciones tenían dentro el área del Beltway nombres burocráticos, pero los funcionarios del Departamento de Justicia, el FBI, el Departamento de Aduanas de EE.UU. y los departamentos de policía en California y New Hampshire nunca habían oído hablar de estas organizaciones. ” Este es otro de los fragmentos que Adam escribió donde explicaba las numerosas mentiras del joven Glass y gracias a internet y a la búsqueda de las fuentes encontró todas las informaciones falsas que el artículo de Stephen contenía.

Imagen

 

 

LA APARICIÓN DEL MEDIO DIGITAL

Tras lo sucedido en el caso de Stephen Glass podemos plantearnos varias conclusiones al respecto:

  • Por un lado, está claro que si en 1998 no hubiera existido Internet, no hubiera sido tan fácil encontrar todas las fuentes y todas las informaciones que los redactores de Forbes usaron para hallar la veracidad de la historia.
  • Al ser un medio digital, Forbes estaba acostumbrado al uso de buscarodres y navegar por internet, por lo que también tuvo un punto a su favor a la hora de encontrar lo que andaba buscando.
  • El director de “The New Republic”, Chuck Lane, hizo bien en pedirle a Glass una reconstrucción de los hechos, yendo a los diferentes sitios que nombraba en su historia, para así darse cuenta de que no concordaban las cosas y que probablemente lo que los redactores de Forbes mantenían era cierto: la historia era una farsa. Así mismo hizo bien en escuchar a este medio, puesto que podría haber confiado plenamente en su redactor, pero no lo hizo e investigó por su parte tanto con la reconstrucción de los hechos como con la intención de contactar con las fuentes que Stephen había utilizado para el artículo.
  • En cuanto a Glass, también existe el egoísmo y egocentrismo del periodista, lo hemos podido ver gracias a él, y por supuesto una persona que informa o cuenta historias en una revista no es un escritor de cuentos de ficción y por lo tanto debe ser fiel a sus lectores y debe darle cosas que le gusten pero a la vez cosas coherentes y verdaderas.
  • Además de todo esto, antes de publicar un artículo en una revista, el equipo o las personas encargadas de contrastar los datos antes de que salga a la luz debe hacerlo de verdad,  no por ser un periodista querido y amado no solo por su redacción sino por sus lectores tiene que dejar pasar cualquier posibilidad de mentira. Debe ser responsabilidad de la redacción y de su director que todo lo que se publique en una revista sea verdad. Cualquier persona, una vez publicado, puede querer contrastar datos y sería un gran problema para la revista (como lo fue en este caso) que los datos no concordaran. aun así el peso del problema recae en el escritor del artículo.

En conclusión, ¿rigor, verificación y buen periodismo son sinónimos de medios tradicionales? Yo diría que no. Todos los medios ya sean digitales o en papel deben tener rigor a la hora de escribir y de buscar datos. La verificación es algo fundamental, no puedes dar a los lectores informaciones falsas, porque sería síntoma de medio falso y poco creíble, no se tomaría en serio. El buen periodismo debe estar en todos los periodistas, tanto el rigor como la verificación forman parte del buen periodismo además de las buenas fuentes y el saber cómo escribir toda la información que tienes tras haber recopilado todo. 

Hoy en día, gracias a la aparición de internet y de los medios digitales, creo que es mucho más fácil poder hacer buen periodismo, ya que tienes amplias posibilidades de búsqueda de informaciones, fuentes y datos, pero nunca dejando de lado el periodismo tradicional de calle y blog de notas.

Anuncios